Copenhague de papel

Godmorgen!!

El primer verano en tierras vikingas, ese en el que el modo turisteo estaba en modo on fire, subimos a la Rundertårn, para poder ver las ciudad desde las alturas y porque parecía mucho mejor idea subir las cómodas rampas de aquella torre que había servido para estudiar las estrellas que los más de cuatrocientos escalones en sentido contrario de la Iglesia de Nuestro Salvador donde además del esfuerzo físico debías previamente pasar por taquilla.
Por suerte, hoy en día las que son, en mi opinión, las mejores vistas de la ciudad se encuentran en la torre del castillo de Christianborg; no solamente es que puedas disfrutar de unas increíbles vistas es que además el acceso es totalmente gratuito y apenas deberas subir unos cuantos escalones después del ascensor que te lleva hasta la planta donde tienes el restaurante.
Bueno, que me pierdo ofreciendo datos, en la parada técnica en la sala de exposiciones/café/bar de la Rundertårn me llamo la atención un libro troquelado que no pude evitar llevarme a casa. 


Y hoy, gracias a las fotos de @paulaytu, quiero compartirlo contigo porque además de seguir considerando que es un tesoro, podría ser un gran recuerdo para llevarte si visitas la ciudad. 
El libro con seis distintos escenarios, hace un recorrido perfecto por aquellos que serían los imprescindibles a visitar a visitar en la ciudad en el caso de que se trata de una escapada urbana de 2 o tres días. Yo voy a añadirte algún tip y así aprovechas bien la escapada.

1. El castillo de Rosenberg, y sobre todo sus jardines son un clásico y uno de mis sitios preferidos para hacer picnic en cuanto el tiempo lo permite, los paseos con todo nevado también son fantásticos pero vamos a dejar lejos el largo invierno danés.  Frente al castillo te recomendaría visitar el Botanisk Have con entrada gratuita y del que ya te hablé aquí.

3. El castillo de Amalienborg, la residencia oficial de la reina y donde puedes ver el cambio de guardia. Está situado estratégicamente entre la Marmorkirken (detrás) y el edificio de la Ópera, al otro lado del canal, dirigente hasta Kogens Nytorn y allí tienes un montón de opciones como de las que te hable aquí.



2. La Rundetårn, es una de esas atracciones que a nos ser que hayas decidido comprar la Copenhague Card en la que ya viene incluida, yo no pagaría por ver, el motivo: el que te explique al inicio, ahora hay unas vistas mejores y gratuitas. Lo bueno es que está a medio camino entre la calle más comercial (y quizás una de las más turíticas) de la ciudad, Strøget, y la estación de Nørreport donde no dejaría de visitar el mercado de Torvehallerne.

4. Tivoli, no soy nada objetiva, lo reconozco al igual que reconozco que no me suelen gustar los parques de atracciones, pero éste es distinto, y merece la pena. Me gusta en primavera (reabre sus puertas el 6 de abril), durante el verano y también en el otoño cuando se disfraza para Halloween pero cuando más más me gusta es en Navidad.


5. La Sirenita, ya sé que resulta imposible imaginarse visitar la ciudad sin acercarse a saludar esta escultura pero la ciudad es tan bonita y queda tan a desmano... Si aún así quieres verla si o si, al menos disfruta del paseo dentro del Kastellet y vete caminando junto al canal hasta Nyhavn.
El edificio de la Ópera, este será el último año antes de que comiencen a construir una nueva zona residencial en el que podrás además de acercarte a ver este maravilloso edificio, disfrutar del street food en el Papirøen.



6. El puerto de Nyhavn, todos los caminos conducen aquí, y sino todos, es seguro que tú no querrás irte de la ciudad sin pasear por él. Si hace buen tiempo mi recomendación es disfrutar de un helado o una cerveza sentada en el muelle, si hace fresco o te entra hambre mis recomendaciones son visitar el Cap horn un restaurante de comida típica danesa o la pizzería Gorms.


Aquí te dejo un post sobre tres planes para hacer en Copenhague que cumplen con las tres Bs (bueno, bonito y barato).

Y ahora sí, desearte unas felices vacaciones de Pascua, en la medida de lo posible la semana que viene intentaré volver por aquí al menos un día pero ya sabes que cuando voy a mi paraíso astur de olvido del mundo y del blog... siempre puedes seguir mis andanzas en mi cuenta de Instagram.



* Por cierto, pensé que podría ser fácil encontrarlo en internet si se diese el caso de que tu maleta no tiene demasiado espacio libre pero resulta que es complicadísimo y casi imposible, si quieres comprarlo al menos en las librerías de Arnold Busck no deberías tener problema para encontrarlo.

No hay comentarios

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.