Papirøen: street food Copenhague

Godmorgen!!

Yo es que no sé a que hora vienes a visitarme, quizás sea un pronto para hablarte de comida... pero eso es de lo que toca hablar hoy.
Empezaré diciendo que en Copenhague (y Dinamarca) por lo general se come bien, otra cosa es encontrar fácilmente la ecuación comer bien sin gastarse un dineral. Más o menos te diría que deberías calcular que para dos con un plato cada uno, sin vino de por medio y con postre y cafe será difícil que bajes de las 500 kr, y eso siempre que sea a la hora de comer porque los platos a la hora de la cena siempre suben (que digo yo que siendo platos muy similares, el precio no debería fluctuar, no? Cosas de vikingos).  

Pero tampoco quiero asustarte porque también hay sitios en los que puedes comer bien, sin grandes desembolsos y sin necesidad de recurrir a cadenas de comida rápida y perritos.
De estos últimos tengo un top 3 que en breves compartiré contigo. Ay! Se me acumulan cosas de las que hablarte, pero es que he añadido en "mi libreta apunta ideas para el blog" (vía sugerencia IG) un nuevo apartado sobre comer en Copenhague y ya tengo en mente: un sitio romántico, un sitio divertido, una selección de italianos... 

Para empezar hoy quería recordarte que ya hace un tiempo te hablé de un vietnamita que merecía la pena visitar. Pero puede que a ti te encante la idea de comer rollo asiático pero que no sea la comida preferida de tus acompañantes, la solución para evitar el momento "a mi es que la pizza no me va, yo no como queso, yo preferiría hamburguesa, me gustaría comer un smorrebrød de esos de los de aquí", la tienes es un único lugar: Papirøen.





Papirøen  es un street food market en el corazón de Copenhague, una nave industrial convertida en un gran mercado donde poder elegir entre un montón de comidas distintas, sentarte en las mesas del interior o disfrutar de la terraza frente al canal y el edificio del nuevo teatro situado al final de Nyhavn. La verdad es que la idea de que el espacio ocupe el interior de una nave industrial no podía ser mejor, porque a ver quien se viene a comer al aire libre un día de esos un poco perros meteorológicamente hablando que tenemos por aquí.
Cuando llegues allí lo dificil será elegir qué comer: pizza, pasta, chino, japonés, coreano, hamburguesas, perritos, smorrebrød... Las opciones son muchas y baratas en general. De postre siempre puedes tomarte un helado o saborear una deliciosa tarta de queso o simplemente tomarte un café.









Alguna información práctica:

- Está situado junto a la sede temporal del Experimentarium (un buen sitio para visitar con peques) y muy cerca del edificio de la Ópera. Puedes llegar:
        + En en bicicleta atravesando el puente que lleva a Christianshavn.
        + A pie desde la parada del bus 9A en Princessegade Plads (3 min) o desde la parada de     
        metro de Christianhavn (15 min) 
       + En el "busbarco" 993 desde Nyhavn que pasa cada 20 min. entre las 9 y 18 hs, por cierto en
       este nada de bicicletas ni carritos de niño, en ese caso necesitas coger el 991 o el 992.




- Normalmente puedes pagar en metálico o con tarjeta, también tienes la opción de comprar su propia moneda "CowCash" en el bar que está situado justo a la entrada,  un "CowCash" equivale a 25 kr.



- Los puestos de comida únicamente venden comida (aunque suene redundante), la bebida tienes que comprarla en los bares situados a la entrada y al final de la nave.

- Está abierto todos los dias, de lunes a sábado de 11 a 22 hs y los domingos hasta las 20. Los jueves, viernes y sábados los bares están abiertos hasta más tarde y algunos días puedes disfrutar de conciertos en vivo.



Concluyendo, si te animas a visitar tierras vikingas, apúntate este sitio porque merece una visita.

Nos vemos el viernes para el café!!

2 comentarios

  1. Pero qué bien me va esta recomendación, mis hijas te lo van a agradecer eternamente! Y yo también, por supuesto. Besos.
    Blanca

    ResponderEliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.