Bueno, bonito y gratis

Copenhague se merece una visita, no es una exageración si os digo que os sentiréis parte de un tablero Pinterest, hay tantas cosas fotografiables que más te vale venir con espacio en la memoria de la cámara y el móvil. Eso si, no te escondas todo el rato detrás del objetivo, disfruta la ciudad!!

Como en la vida real no todo iba a ser perfecto, hay un pero: Copenhague se encuentra entre las ciudades más caras del mundo (via The Economist).  Pero sí ya te me has adelantado y has conseguido billetes y encontrado un alojamiento estupendo a un precio decente quizás  las siguientes recomendaciones puedan servirte de ayuda (inciso: creo que airbnb es una de las mejores opciones para vivir la ciudad; yo veo algunos apartamentos  y me dan ganas de irme de vacaciones a alguno de ellos).

Os voy a hablar de 3 sitios que se pueden  visitar sin tener que pagar entrada, dando por hecho que con toda seguridad  ya habrás planeado visitar la sirenita, dar un paseo por Nyhavn  e intentar saludar algún miembro de la familia real en el Palacio de Amalienborg (por cierto,  ahora mismo el edificio que ocupa la residencia de la reina, está en obras; así que la foto  del magnífico edificio de la Opera desde la plaza del palacio se complica un poco, salvo para avezados fotógrafos).

Al lío!! Pongámonos en situación, ya te has hecho las fotos que dejan testimonio de tu paso por Copenhague, has comido algo rápido sin muchas pretensiones y te has regalado un café en un sitio estupendo muy Kinfolf  donde has pagado no menos de 4,60 euros (35 kr.) y  que casi con toda seguridad no habrá sido el mejor café que hayas tomado en tu vida.  Así que vamos a intentar no gastar durante un rato…

1.      Biblioteca Real – Diamante negro

Es una de mis debilidades, me parece que los dos edificios son impresionantes, tanto la parte de la antigua biblioteca como la ampliación a través  del moderno edificio, que es al que realmente se le conoce como Diamante negro (tranquilidad, no voy a contar todo el rollo sobre porque lo llaman así!!).
A los seguidores de la serie Borgen os va a encantar pasear por los jardines desde los que se accede al edificio antiguo, a los que podréis llegar desde uno de los laterales del Palacio de Christianborg. Los que no la hayáis visto todavía, os animo a hacerlo aunque quedais avisados: provoca dependencia (no soy la única que lo pienso).
Si hace buen tiempo, la luz que se cuela por la fachada de cristal es simplemente brutal. El colmo de la visita es poder disfrutar relajadamente frente al canal en alguna de las hamacas de libre disposición o, unos metros más adelante, de los escalones.
Si os apetece, allí mismo en el interior también podréis visitar el Museo Nacional de Fotografía.



2.      Torre del Palacio de Christiansborg

El año pasado se abrió al público y las vistas de Copenhague a 360 grados son estupendas.
Las otras dos posibilidades para observar la ciudad a vista de pájaro, tanto la Rundetårn como la Iglesia de Nuestro Salvador en el barrio de Christianshavn  son de pago. Además en el caso de  la iglesia, tienes que saber que necesitaras subir 400 escalones en espiral, que es mejor abstenerse de hacerlo aquellos que tengan vértigo, y que si no lo sufres y no estás en forma, la mitad de las vistas probablemente te lo perderás debido al esfuerzo de haber llegado hasta  allí arriba.
Al tratarse del edificio en el que se encuentran las sedes del Gobierno, el Parlamento y el Tribunal Supremo (pragmatismo nórdico, todo en el mismo sitio y se acabó),  hay que pasar un control de seguridad similar al de los aeropuertos, no sé qué colas podrá haber cuando lleguen las oleadas de turistas, pero…  oye  podréis decir que tuvisteis Copenhague a vuestros pies (y sin haber sacado la cartera).




3.       Illumbolighus

Aquí hago trampa pero no miento. La visita es gratuita porque se trata de unos grandes almacenes, pero… de diseño danés, así que lo único que necesitas para no gastar es autoconvencerte.  
Si ves que necesitas un refuerzo para no quemar la visa, te cuento mi truco: Ves algo que te gusta, te acercas, miras el precio, los ojos te hacen chiribitas a lo Marujita Diaz y cuando te sientas recuperad@ del impacto, te pones a  cantar “si yo fuera rico…” (importante: cantar para adentro, no hace falta marcarte un concierto!!)



Ahora a disfrutar de las vacaciones, yo me pongo a preparar maletas.
Me voy más al norte, la semana que viene os cuento.

6 comentarios

  1. Sin duda alguna información útil para quien prepara unas vacaciones en el Reino de Dinamarca. Pero siendo sincera lo que más me gusta, son tus incisos, me parto. Nanaya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di la verdad, me has visualizado cantando!! :)
      Besines

      Eliminar
  2. Buenos días guapísima! Me ha encantado, necesidad de visitar Copenhague pero ya. Lo que sí será difícil, es lo de controlarse con tanta cosa bonita, pero por intentarlo que no quede... Nosotros vamos a probar por primera vez Airbnb en Lisboa, a ver que tal la experiencia.... Disfruta a tope tus merecidas vacaciones.
    Un besazo.
    Pdt: los duendes siguen durmiendo shhhhhh

    Silviagm78

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos tardes Silvia;)
      Próximo destino Copenhague hay que buscar vuelos baratos desde Madrid con Norwegian. Estoy segura de que a los duendes les encantaría!!
      Ganas mil que nos cuentes la experiencia en Lisboa!!
      Disfruta de las vacaciones
      Besines

      Eliminar
  3. esa torre esa torre... esa torre!!!!!! como dice Nico "echo de menos Borgencito"... lo juroooo

    ResponderEliminar
  4. esa torre esa torre... esa torre!!!!!! como dice Nico "echo de menos Borgencito"... lo juroooo

    ResponderEliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.