Mis despertares y yo

Buenos días!!

Hoy me he vuelto a levantar de buen humor, a lo loco, sonriendo sin importarme que las obras del piso de abajo vayan justo a coincidir con el final de las clases de danés, o lo que es lo mismo, con el momento en el que podría despertarme igual de temprano pero no necesitaría ir por casa como pollo sin cabeza.




No sé si me gusta o no madrugar, pero de lo que estoy segura es que da lo mismo lo temprano que pueda levantarme, al final siempre salgo de casa con el tiempo justo para no perder el tren; ya he dejado de adelantar 10 minutos el despertador porque siempre acababa perdiendo ese tiempo extra y porque de seguir haciéndolo podrían contratarme para "poner las calles" de Copenhague o despertar a las gallinas vikingas.



El despertador... gran tema!! Si, no alucines, pero no es un tema baladí, yo sin ir más lejos no estoy nada contenta con el nuestro; es uno de esos que van iluminándose y en los que puedes seleccionar el sonido con el que despertarte (se presupone que para despertarte lo más relajadamente posible). 
Pues resulta que el sonido de lluvia que sobre el papel parecía que podía ser el perfecto, ha resultado ser un horror; suena a lluvia pero suenan también unas ranas croando... y con un sonido que... no me digas porque pero yo identifico con el Gangnam Style y me imagino al cantante abriendo la puerta de la habitación para darnos los buenos días; total que o salto de la cama y empiezo a hacer el tonto desde primera hora o me acuerdo de los ancestros del coreano.
He pensado que podríamos programarlo para despertarnos con la radio, pero claro es que estamos hablando de la radio en danés, y esto ya me parece una idea muy dura de comenzar el día... Así que hay que seguir buscando cual es el mejor sonido para un despertar relajado.




Lo que sí podría es desprogramar la función amanecer porque de eso, de amaneceres ya vamos listos, a las 4:30 como no hayas bajado el estor, la confusión y el sueño puede hacerte pensar que tú cama ha sido trasladada al Mediterráneo (por el cielo azul). Y no me digas porque, pero el día ya puede acabar siendo triste y gris que aquí los amaneceres son en condiciones (siempre amanece que piensas menudo día vamos a tener hoy, eso a las cinco de la mañana a las 8 ya te va quedando más clara la realidad); hay una descompensación tan grande de luz entre invierno y "primaverano" que no pienso volverte a aburrir con el tema, simplemente recuerda que este invierno LA lámpara se convirtió en mi mejor amiga. Y no pienses que hay algún error en hablar de "primaverano",  para tu información te diré que en otros sitios hay cuatro estaciones, pero aquí tres, porque juntan dos en una!!
Consejo: si piensas viajar durante estos meses a tierras vikingas, si te has decidido por alquilar un apartamento y eres de los que necesitas dormir en plena oscuridad, recuerda que las persianas es algo typical spanish y nada nórdico. Hazte con un buen antifaz, si tienes dudas los más bonitos del mundo mundial son estos de Mariawolle.



Como te decía, yo por la mañana soy especialista en ir con el tiempo justo, más concretamente perdiéndolo, no logro maximizarlo en condiciones, me dejo llevar por mis manías: que si el café sentada, que si hay tengo que comer algo porque no puedo salir con el estómago vacío, que  si enciendo el ordenador para echarle un ojo a lo que ha podido pasar en el mundo mientras dormía...  y ahora ya con Instagram, entre tú y yo, la cosa se me va de las manos. 



Siempre habrá alguna foto nueva que ver, y acabas liándote porque en realidad vas a encontrar más de una, porque ya te has acostumbrado a dar los buenos días, y además,  como te sabes de memoria el camino que haces hasta la estación te confías y ya no miras ni al suelo ni al frente sino a la pantalla del movil y así te sientes acompañada hasta llegar a destino. 
Y en ese momento, cuando ya has llegado al trabajo, a la clase o a donde te dirijas, cuando la distancia con tu casa es lo suficientemente grande como para no poder volver, en ese momento es cuando a mi me surge la duda sobre si lo deje todo apagado y me vuelvo medio loca, porque pienso que he dejado encendida la plancha o que no apague el horno y pienso que todo podría desaparecer en un incendio (recuerda que las casas nórdicas tienen mucha madera!!). Y ya para rematar tu estado de locura transitoria, justo en ese momento suena el teléfono y como no conozco el número, inmediatamente pienso que son los bomberos y.... entonces a punto de entrar en pánico total, reconozco la voz al otro lado y respiro profundamente con un gran alivio.

Total que si por la mañana utilizo algún aparato electrónico, de esos que no deberían quedarse enchufados cuando sales de casa, mi solución es hacer una foto al desenchufarlo para que no surjan dudas.
Ahora después de compartir contigo como me despierto, entiendo que puedas pensar que mi problema no son las ranas croando del despertador  ni la cantidad de luz que entra por la ventana, sino que el problema puede estar en mi cabeza con mi imaginación, pero tranquila más o menos está controlado.

Ah! Tenemos visita que llega hoy, no estoy segura de si el viernes tendré tiempo de preparar el café, así que por si a caso: Buen finde!!

8 comentarios

  1. Como me gusta Mafalda y como me identifico con tus despertares (pero por suerte sin clases de danés de por medio!)

    Muaaak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi ya me quedan tres días... de danés!! ;)

      Eliminar
  2. Lo del sonido de tu despertador suena muy raro y más imaginandome al coreano dando tumbos por tu habitación bailando el Gangnam Style. Pero lo bien que empieza el día cuando una se levanta sonriendo :-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya hemos conseguido eliminar el sonido de las ranas, ahora con pajaritos es mucho más relajado... Hay que probar bien no vaya a ser que entre los de dentro y los de fuera de casa vaya a pensar que estoy en el loropark;)
      Besines desde Dinamarca

      Eliminar
  3. Mafalda, lo más! Fue lo primero que de Argentina me conquistó; lo segundo, y ahora con más protagonismo, mi maromo, claro.
    Me encantó el post. Maravillosos despertares, querida! de esos que auguran grandes días! jajaja. Lo de la solución de la foto me parece total, porque mis paranoias me llevan a pensar siempre lo mismo! la de paseos de vuelta que me ahorraría... jajajaja.
    Fantástica lectura para empezar el día! Te empiezo a seguir.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy fan de Mafalda!! En Oviedo, mi ciudad, ya tenemos hasta escultura;)

      Muchisimas gracias por pasarte y que relajante saber que no soy la única paranoica;)

      Besines desde Dinamarca

      Eliminar
  4. jajaja, si yo tuviera ese despertar creería que seguía dormida!!!! Y si cariño, definitivamente tú estás muy mal de lo tuyo, jajajaj Te queremos Vero !!!!

    Beso gigante

    Inés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crees que necesito buscar ayuda para lo mío o con escribir las divagaciones a modo de terapia me servirán de ayuda? ;)

      Besines desde Dinamarca

      Eliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.