Al otro lado del estrecho, dos recomendaciones (Malmö I)

Godmorgen!!

Creo que por fin ha llegado el tan ansiado "primaverano" danés, esa época del año en la que la temperatura supera los quince grados y hay que echarse a la calle sí o sí.
Yo he celebrado su llegada disfrutando de unos días en "modo turisteo" y de nuevo con buenísima compañía, porque en otras cosas no sé si puedo considerarme muy afortunada, pero en cuestión de buscarme la mejor de las compañías, ahí me otorgo el título de campeona del mundo.

El viernes como aquí fue festivo y la mayor parte de los sitios iban a estar cerrados, aprovechamos para pasar el día en la vecina ciudad sueca de Malmö, situada a 16 kilómetros de Copenhague.
Este no es un mal plan especialmente si coincide con un festivo a este lado del estrecho (5 de junio día de la Constitución) y además se está celebrando el festival Distortion; así que allá nos fuimos a atravesar el puente de  Ørensund que une ambas ciudades.
Pero aquí me vas a permitir uno de mis incisos: sin desmerecer a Malmö, si te vienes a pasar 4 o 5 días a Copenhague y no se dan estas circunstancias, hay un montón de sitios que ver y seguramente planes que hacer, antes de decidir cruzar el puente (aunque atravesarlo forme parte del atractivo de la visita;  ya de paso para aquellos que no la hayáis visto os recomiendo la serie Broen - The bridge en la versión USA-).





Como podría ponerme a escribir a lo loco, con el consiguiente resultado de una entrada kilométrica de la que con seguridad te cansarías antes de llegar al final, he decido que voy a hacerte sólo un par de recomendaciones. Ahí van...

Si hay algo que se ve sin necesidad de atravesar el puente de Malmö, buena meteorología mediante, es el edificio El Torso del arquitecto Santiago Calatrava (parece ser realizado con un mínimo sobrecoste y que a diferencia de otras de sus obras no ha planteado  al menos por el momento problemas). Se trata de un residencial de 54 plantas que destaca frente a la altura del resto de edificios de la ciudad, empezando por los que le rodean. 




Hasta esta zona de la ciudad puedes llegar en transporte publico o con un buen paseo desde el centro. Tranquila no me he vuelto loca y no te recomiendo la visita única y exclusivamente para ver un edificio de un arquitecto español. En realidad a mi lo que más me gusta de esta zona son algunos de los modernos edificios de apartamentos construidos a los pies de El Torso, en particular a los lados de un pequeño canal que te lleva hasta un área de baño, toda rodeada de zona verde...
Yo que nunca había avanzado hasta el final del canal, tengo que decirte que ahora que lo he hecho, estoy deseando volver!!






También de la forma más inesperada dimos con un sitio que puede resultar perfecto para reponer fuerzas. Lo descubrimos al acercarnos a un lugar que a priori te podría hacer pensar en comida rápida y no necesariamente de la mejor de las calidades: la estación central.
Debo comenzar diciéndote que nunca he utilizado el tren para desplazarme hasta Malmö, así que hasta esta última visita, únicamente me había acercado paseando desde la plaza del Ayuntamiento hasta la parte exterior del edificio. Pero esta vez, decidimos entrar y nos llevamos (utilizo el plural porque fue una opinión unánime) una grata sorpresa.
No tengo datos, aunque creo que el interior de la estación ha debido sufrir una restauración en los últimos tiempos; seguro que algo ha tenido que ver la cantidad de gente que teniendo como destino final Copenhague, vuela a Malmö por las buenas ofertas de vuelos.





Básicamente al entrar por la puerta principal, te encontrarás con un café ideal, y tras un espacio habilitado con mesas para disfrutar de la comida, un pasillo en el que han instalado algo así como un street food con mucho gusto (entre este descubrimiento y mi querencia por el Papirøen en Copenhague, está claro que conmigo este tipo de establecimientos triunfan). 
Nosotros probamos varios cosas: smørrebrød, comida asiática, ensalada estilo nordisk -siempre con salmón de por medio- y una tarta de nombre Princess, típica de Suecia, realmente deliciosa.









Para próximos capítulos queda pendiente otro tipo de recomendaciones, quizás un especial shopping. Pero hasta la siguiente entrega sobre Malmö, te dejo con lo que también nos encontramos paseando por sus calles: la celebración de fin curso de los estudiantes (no universitarios), que por lo que se ve es una tradición bastante nórdica porque a este lado del estrecho lo celebran de la misma forma.





Información práctica precios por trayecto:
  • Tren desde la estación central de Copenhague  - desde 11, 45 adultos mayores de 25 años en segunda clase (no es necesario pagar primera)
  • Bus desde el aeropuerto de Malmö a Copenhague - 13 euros (adultos); 80 kr (estudiantes y menores de 15 años); los menos de 4 años viajan gratis.
  • Coche - el precio del peaje son 50 euros (existen precios especiales para aquellos que lo atraviesan más veces durante el año)

3 comentarios

  1. Imagino que lo de mínimo sobrecoste de la torre Turning Torso es una ironía, jejeje, sobre todo si tenemos en cuenta que los cooperativistas que financiaron ese edificio acabaron denunciando criminalmente al promotor de la misma ante el inverosímil aumento del coste que se vieron obligados a asumir, un ligero sobrecoste de 85 millones de euros y un retraso de varios años.
    Por otra parte.... Un bellísimo edificio y una zona muy moderna y atractiva a su alrededor.

    ResponderEliminar
  2. Si, si se trataba de una ironía...
    Aunque para ser sincera no sabía ni había buscado (quizás debería haberlo hecho previamente) cual había sido exactamente.
    Al menos debería haber utilizado como mínimo unas comillas para que se entendiese lo que quería decir, o simplemente haberlo dicho más claro.
    A veces me olvido, que realmente alguien puede entrar y leerlo.
    Gracias por la información, siento no haberme explicado bien.

    ResponderEliminar
  3. Que bueno ha hecho este finde y que fotos mas chulas!!
    La street food sin duda tiene ganado mi corazoncito!

    Besos

    ResponderEliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.