Lee lo que te gusta - Marzo 2017

Estoy de vuelta en tierras vikingas, vuelvo tras unos días en mi cornisa cantábrica; mi paraiso astur se ha quedado pequeño desde que Galicia no sólo es lugar de vacaciones gracias a ellas. 
Regreso con la sensación de haber hecho un viaje a la realidad que me ha sentado estupendamente con sus cosas buenas y sus momentos malos, habiendo intentado desconectar en la medida de lo posible, centrándome en lo importante y olvidándome del puro teatro.
¡Tranquilidad! Hoy no vengo a hablar de postureo, de realidades paralelas, de mentiras repetidas intentado pasar por verdades, no quiero por el momento compartir las últimas tristes conclusiones a las que he llegado cuando me he sentado a hablar y simplemente disfrutar de la compañia de quien no entiende de otros mundos que no sean su día a día o los planes a corto plazo. De todo eso escribiré, y lo compartiré aqui en mi pequeño mundo, pero por el momento, lo dejo para otro día. Presiento que hay mucha gente que se siente más sola de la que yo creía, y espero que esa sea la razón de que se haya convertido en moda eso de vivir realidades paralelas (a lo mejor todo el mundo era consciente de esto, y a mi me ha costado darme cuenta... ). 




Desde el último lee lo que te gusta, se me han acumulado grandes recomendaciones. Últimamente divago con la posibilidad de escribir desarrollando líneas subrayadas, pero esa es otra historia...


Tan poca vida, Hania Yanagihara 
Seguramente a estas alturas sean pocos los que no hayan leído este libro, a esos pocos les digo: ¡poneros ya con él!! No fue una lectura sencilla, tuve que parar en varias ocasiones, postponer la ocasión adecuada para continuar porque por momentos el nudo en la garganta y las lágrimas no me dejaban continuar. Es un novelón, una magnifica historia de amor, una oda a la amistad que te conmueve y te remueve, llena de grandes verdades pero cuando llegues al punto final, sentiras alivio y, con suerte, afortunado por entender muy bien algunas de esas verdades que habras leído.

"Verás, Jude, a veces a las buenas personas les suceden cosas buenas. No tienes que preocuparte, no ocurren con tanta frecuencia como debieran. Pero cuando ocurre, está en sus manos dar las gracias y seguir adelante, y tal vez considerar que quien hace una buena acción tambien disfruta con ellos..."


"... que el único secreto que tiene la amistad es dar con personas que sean mejores que tú, no más listas ni más populares sino más buenas, más generosas y más compasivas, y valorarlas por lo que pueden enseñarte, escucharlas cuando te dicen algo sobre ti, por malo (o bueno) que sea y confiar en ellas, que es lo más díficil de todo, 
pero también lo mejor."

"Lo mejor de viajar es volver a casa"

"Solo en las peliculas uno encuentra a alguien que te da todo lo que necesita. Pero esto no es el cine. En el mundo real hay que identificar tres cualidades con las  que quieres vivir el resto de tu vida y buscar las restantes en otras personas. Asi es la vida real. 
¿No ves que es una trampa? Si lo quieres todo, acabarás con nada."

"... la necesidad de ayuda no tiene fecha de caducidad. 
No es que lelgas a cierta edad y dejas de necesitar a los demás."




La mano izquierda de Peter Pan, Silvia Herreros de Tejada
Esta es la novela al terminarla pensé que era uno de esos libros de transición... Cualquier lectura después de Tan poca vida hubiese parecido poco libro. Se lo dejé en prestamo a mi madre pensando que le gustaría, pero antes revisé algunas de las lineas subrayadas y entonces dejo de ser un libro de transición. 
Más alla del pobre David que llega a mendigar un certificado de una beca que no existe, de Moira centrada en dar visibilidad a lady Cynthia Asquith, la ultima secretaria de James Barrie, de sus encuentros y desencuentros en Yale y más tarde en el congreso de expertos en Escocia, está ese novio suyo, Seymour Chapman, estrella mediatica gracias a los libros y al valor e ideas que nunca reconocerá que no son suyas, pero ese mismo es el que en su discurso dice aquello de "Leer no es aburrido. Leer abre más mundos que cualquier otro arte... Yo soy lo que leo". 

Al parecer a Barrie y Cynthia les gustaba inventarse juegos... "decidir qué tres amigos, qué tres libros y qué tres momentos se llevaría a una isla desierta", las posibilidades eran infinitas porque "¿Qué tipo de isla es? ¿Tipo Nunca Jamás, o más desierta? ¿Los momentos vitales tienes que haber sido realidad, o pueden ser ficción? ¿Cuándo dice amigos, tienes que ser amigos, amigos, o vale familia? ¿Los amigos pueden ser inventados? ¿Tienes que estar vivos, o también cuentan los muertos? Yo jugué y te animo a hacerlo.


Demasiada felicidad, Alice Munro
En mis últimas recomendaciones siempre se cuelan libros de relatos, no sé si están de moda o es que yo pasaba de largos cuando me encontraba con uno de ellos. Tenía pendiente leer a Alice Munro pero no acaba de dedicidirme, apunte en mi lista este título después de uno de esos pantallazos que voy haciendo a diario, dejé pasar el tiempo, lo compré y espere al momento adecuado. 
Me sorprendió la forma sencilla (para un premio Nobel) de contar historias que no siempre lo son, me gustó ese protagonismo femenino pero tambien debo decir que no todas las historias me gustaron por igual, destaco "Juego de niños" sobre esas amistades intensas que surgen en un campamento de verano y que se esfuman en el momento de la despedida, y "Demasiada felicidad" la historia de la matemática y novelista Sofia Kovalevski en busca de una Universidad que admitiese mujeres como profesoras.




Herido diario, David Martínez Álvarez
A veces hay deteminados géneros que imponen tanto que nunca te atreves a salir de la zona de confort, pero hay quien de forma altrista decide darte un pequeño empujon y animarte a saltar a lo desconocido. Ana me envió este libro fantástico, de leer y releer, con tantas esquinas dobladas casi como poemas. Ahora además de lo conocido, me he propuesto dedicarle más tiempo a la poesia, dejándome aconsejar, así que se admiten sugerencias...




Además aproveché el día de la mujer para releer Todos deberiamos ser feministas de Chiamamanda Ngozi Adichie, la conferencia convertida en libro de una "feminista feliz africana que no odia a los hombres y a quien le gusta llevar pintalabios y tacones altos para si misma y no para los hombres"; uno de esos libros que debería ser lectura obligatoria independientemente de la edad porque parece que hay discursos que todavía no podemos dejar de repetir. 



Y aunque prometí que no llenaría las maletas con libros, fue imposible y a los que ya tenía en la mesilla se ha unido la antología de Gloria Fuertes, y algun que otro libro un poco más fácil de llevar conmigo dentro del bolso para ese momento de espera.

No hay comentarios

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.