Quiero una casa en Tisvildeleje

A mi, si me sobrasen unos millones de coronas en la cuenta del banco me hacía con una sommerhus en la denominada "riviera danesa". 
Me veo allí pasando los veranos aunque el cielo esté gris, escapándonos los fines de semana para desconectar del mundanal ruido de la ciudad, aunque en realidad al vivir en las afueras rodeada de bosques y lagos, el único ruido que puede llegar a desquiciarme son las obras de reforma del resto de propietarios. 
Por verme e imaginarme, lo hago echada a la mar con chubasquero amarillo y alguna de camiseta de rayas sujetando el timón del barco; obviamente, me tienen que sobrar más millones de coronas para el barco, de camisetas de rayas digamos que no ando escasa y, por suerte, el chubasquero armario también está ya en el armario. 
Me visualizo paseando por la orilla con un jersey de lana y el viento en la cara librándome de la necesidad de tratamientos efectos lifting (mucho más agresivos donde vamos a parar).


Y ahora, que me he tomado ya el café y estoy más despierta y he dejado de soñar, déjame que vuelva a la realidad y te cuente que el domingo me canse de esperar a que volviesen los días de verano y nos fuimos a recorrer pueblitos de la costa en coche hasta terminar en Tisvildeleje (preciso esto del medio de transporte, por si alguien hubiese echado a volar su imaginación y me visualizase en plan capitán Pescanova surcando el mar Báltico).

No voy a negar que hubiese sido genial disfrutar de un domingo soleado de agosto pero he interiorizado bien aquello de "el verano está en el interior" y el exterior está a punto de llegar en el pedido que he hecho a Galifornia.


Motivos para enamorarse de Tisvildeleje:

1. Tiene una playa kilométrica de arena blanca y fina, tendrás que hacer un acto de fé y creerme porque no hice ninguna foto que lo demuestre, pero volveré pronto y la haré.


2. Tiene esas casetas de colores donde guardar los enseres de la playa que no sé cuanto son útiles pero son tan bonitas y fotogénicas aunque el día esté gris.



3. Tiene casas maravillosas, típicas casas danesas de costa con pequeños detalles que no podrás dejar de fotografiar.



4. Y a pesar de ser un pueblo esencialmente turístico, ya que la mayoría de las casas son segundas residencias, tiene unos restaurantes y unas tiendas que son bonitismo puro.




¿Te apuntas a buscar sommerhus en Tisvildeleje?


1 comentario

  1. Sabes que se pueden comprar casitas de veraneo entre varios, verdad?
    Guiño-Giño :)

    ResponderEliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.