Un paraíso vintage en Copenhague: Wiingaard

Godmorgen!!

Qué tal ha ido el fin de semana? Y lo del cambio de hora? A mi se me ha pasado volando a pesar de la hora extra de sueño y de algún momento de morriña del finde pasado con mis #cantabricasenCopenhague. Me lo repito como un mantra y además también te lo he repetido un montón de veces: si estás en buena compañía tanto los planes improvisados como aquellos fijados en la agenda hacen que el tiempo vuele. Ay, la buena compañía...


Voy a recomendaros una tienda que visite con mis galleguiñas (inciso: quiero veros pronto en tierras vikingas o donde sea, aunque mi experiencia previa diga lo contrario, parece que empiezo a llevar mal las relaciones a distancias!!), una de esas tiendas por las que había pasado mil veces pero nunca había entrado, algo que por cierto me pasa bastante a menudo... Entrar por fin en este paraiso es otro ejemplo claro de lo importante que es la compañía: maridin siempre dice "ya vendrás, ya vendremos" y a ellas fue hablarles de la tienda y tener claro que había que ir si o si (para muestra un botón: atención a esas caritas de ilusión).



La tienda en cuestión se llama Wiingaard Boheme Interieur y está en Gothersgade 39, una de esas calles donde encontraras más de un café, restaurante o tienda en la que querrás entrar... no hace mucho te daba alguna recomendación para la zona de Kogens Nytorv, entre ellas una visita a Super love.



Wiingaard es como un viaje al pasado, un semisótano lleno de tesoros (muchos de procedencia francesa): lamparas, botelleros, carteles, imperfectas letras de madera, más letras y señales luminosas, baúles y maletas con cientos de kilómetros recorridos, cajoneras de botica, cristalerías incompletas... y tantas, tantas cosas más.




Si estás pensando en escaparte a Copenhague, yo no dejaría de pasarme, seguro que encuentras algo que llevarte en la maleta de mano y sino siempre podrás después de haberlo visto en directo, comprarlo a través de su web.



Yo creo que voy a empezar a escribir mi carta a Julemand porque algún flechazo sí que hubo...

No hay comentarios

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.