De otras cosas que leo y veo

La realidad es esta: tenía para esta semana un par de post listos y preparados a falta de encontrar alguna imagen con la que acompañarlos, el tema fotos es el que siempre más pereza me da, pero no tuve ánimos para hacerlo. 

A veces, aunque parezca que voy un poco a lo loco, no siempre me atrevo a darle al botón de publicar, y para colmo, antes de hacerlo con el post de hace unos días, tuve una conversación de esas que me hacen reflexionar si me meto sola en demasiados berenjenales, lo que hizó que acabase modificando aquello que había escrito antes de pulsar enter



Las dudas se han apoderado de mi, ¿debería guardarme para mi lo que escribo sobre determinados temas?, ¿debería sólo publicar aquello que sea políticamente correcto?

Pero hoy, viernes, he terminado de comer, he recogido la cocina y me han entrado ganas de escribir algo nuevo, sobre cosas que leo y veo, pensando "cuando termines, no te lo pienses, dale a enter".

Hace poco más de una semana se iba Carles Capdevila, lo conocí a través de aquella famosa charla cargada de humor sobre la educación de los hijos
Me gustaba porque hablaba desde el sentido común sin la necesidad de  ser politicamente correcto, desde la inteligencia de quien sabe utilizar las sonrisas para hablar de verdades en voz alta.
La enfermedad le obligó a cambiar sus rutinas y abandonar la dirección del periódico que él mismo había fundado, pero siguió, en la medida de lo posible, dando charlas y  escribiendo. Me dí un buen repaso a su blog, educar con humor, y acabé recalando en el último artículo que había escrito pocos días antes de su muerte: Digámonos cosas bonitas. Estaba lleno de verdades: necesitamos dejar de valorar en demasía lo que nos dicen los otros, los likes superficiales de las redes, y empecemos a decirnos a nosotros mismos cosas bonitas.

Habrá que hacerle caso a luciabe que acaba de reabrir la tienda

Anna, quien tiene una forma de escribir que me encanta, compartía esta semana un post titulado "ser un buen profesional". Transformaba el relato de una experiencia personal en una opinión de lo que para ella era un buen médico, y lo hacía dando las gracias a esa doctora que la ha acompañado en estos últimos años. 
En general, la empatía, el saber ponerte en el lugar del otro debería ser algo que intentasemos hacer con todo aquel que nos crucemos, pero qué importante es para desarrollar algunas profesiones y convertirse en un buen profesional.
El sistema sanitario danés no es, en mi opinión, una de las mejores cosas que tiene este país; para mi desgracia creo que he acudido desde que me vine a vivir aquí a más consultas y he entrado en más quirófanos de lo que lo había hecho en los últimos diez años (y eso, que tengo un historial médico de aupa!!), pero hay personas que recuerdo y a las que siempre me sentiré agradecida porque tuvieron esa clase de gestos que no se aprenden en los libros.

From Unsplash by Jazmin Quaymon


Y ahora, para terminar, un par de series.

The Young Pope
Admito que antes de verla ya contaba con buenas razones por los que sabía que me gustaría: la dirección de Paolo Sorrentino, Jude Law como protagonista y Javier Cámara en el reparto. Añadale la historia de un joven papa controvertido, una fotografía fantástica y una gran banda sonora que incluye una de mis canciones favoritas "Ever had a little faith?", una fantastica "Senza un perché" e incluso "Sexy and I know it", la última de las canciones que podrías imaginar a una historia así.  
No quiero destriparla, pero la recomiendo "ferivientemente", podría ver en bucle ese principio de cada capítulo en el que Jude avanza por el pasillo y acaba guiñando el ojo y sonriéndome, bueno, dejémoslo en sonriendo a la cámara.




Medici, Masters of Florence
En realidad, esta es una serie de la que ví la primera temporada en la Rai 1 hace unos meses, y que no había recomendado en su momento, pero el joven papa de Roma me ha recordado mi querida Florencia, y de ahí, la historia de una de las familias más poderososas del renacimiento italiano
Habrá segunda temporada, así que puede ser un buen momento para disfrutar de los primeros capítulos, si es que todavía no la habéis visto.



En fin, aprovechando que ha salido el sol, me voy a disfrutar del fin de semana.
Si sigues alguna de las recomendaciones, estaría bien que compartiéses tu opinión.




GuardarGuardar

No hay comentarios

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.