A veces ganan los buenos

En mi casa, las tardes del domingo hay fútbol, algunas del sábado también, pero "afortunadamente" durante las últimas jornadas previas al desenlace final, los partidos se juegan a la misma hora. 
Hoy he decidido ponerme los cascos y en lugar de continuar el libro que estoy leyendo,  ponerme a escribir. 

By Pasacal Swier from Unsplash


- Este es un domingo en el que se termina un puente de esos bien disfrutados, en el que ha habido tiempo para todo. Yo debo confesar que a los domingos siempre les he tenido un poco de tirria, pero últimamente siempre surge un buen plan, una excursión para conocer un trocito más de estas tierras vikingas, un baño revitalizante, un brunch, un paseo... Es que con los días largos que ya disfrutamos, son un punto y seguido a los sábados, y da tiempo a hacer un montón de cosas antes de terminar descansando en el sofá.

- El sábado leí un post que me encantó, uno de esos con los que pienso "qué bien lo cuenta", y es que ella escribe muy bien y dice las cosas muy claras. Me gusta no ser la única que está cansada de oir mencionar el algoritmo... Podría ponerme de nuevo a divagar pero ¿para qué hacerlo otra vez? De momento no tengo nada más que decir de lo que ya dije aquí, y además nada me parece más acertado que su conclusión: 

"Internet tiene un millón de cosas malas y me parece estupendo que haya gente que no quiera tocarlo ni con un palo y abomine de las redes sociales. No entiendo mucho que se abomine de algo que no se ha probado pero oye, yo no como riñoncitos, ni manitas de cerdo, ni callos, porque me dan asco sin haberlos probado jamás. Cada uno se limita como quiere. 
En mi opinión, no te limita un algoritmo, te limitas tú solo. Hay gente en internet que sigue en el Abc y tiene cero interés en conocer en nada nuevo, quieren eso para siempre. Y hay gente que sale y explora, desecha lo que no le mola y sigue buscando. 
Además, tengo buenas noticias, podéis no comprar el libro que os sugiere Amazon, podéis incluso ni mirarlo. "

- En ese entender que cada uno haga lo que le de la gana, comprendo que haya gente que no dediqué un minuto a ver el festival de Eurovisión, yo también me lo saltó a veces, pero si no hay otro plan aunque haya habido momentos en los que precisamente el plan era reunirse para verlo con amigos, allí que me siento y disfruto cuando se puede, que no es siempre, y me rió cuando se da la ocasión, que siempre hay alguna. Con la distancia y el tiempo, se ha convertido en la ocasión perfecta para desarrollar habilidades visionarias, un ojo en el televisor para no perder detalle y otro en la pantalla del móvil para comentar y para reir.

- Además me he levantado feliz, si leíste mi último post, ya sabrás uno de los motivos: Salvador Sobral ganó Eurovision, lo hizo con esa gran sensibilidad, con la dulzura que siempre me proyecta su idioma (¡me dan ganas de empezar a estudiar portugués, no digo más!), con una canción de amor "sin fuegos artificiales", después de una rueda de prensa a la que se presentó con una camiseta recordando lo importante (S.O.S. Refugees) y recogiendo el premio con un mensaje maravilloso "la musica es sentimiento".



¿Era necesario escribir todo esto? Seguramente no, pero hoy a estas alturas todavía no sé quien ha marcado, aunque si sé que a veces ganan los buenos.

1 comentario

  1. Yo también me alegré mucho de que ganase Portugal, porque les tengo un aprecio especial como país, porque apostaron por música de calidad en un certamen donde pocos lo hacen y porque este chico no puede ser más majo :-). Mañana de acaba el puente para nosotros y la verdad es que Nos vamos agotados y felices. Mil gracias por todo!!

    ResponderEliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.