Un finde de CINE

Hola!!

Por más que intento recuperar la regularidad parece que últimamente siempre surge algo que se interpone, alguna urgencia de última hora, y así entre una cosa y otra, mi lista de "to do it", versión "to write" se extiende hasta el infinito y esto como decía aquella publicidad "se tiene que acabar" (Wipp express!!!)

Te lo cuento, para intentar justificar porque se publica hoy un post que habla del fin de semana cuando la "lógica blogueril" (si es que realmente existe) exigiría haberlo hecho un lunes a primera hora, pero... de momento esto es lo que hay, seguiré intentando recuperar una mínima regularidad.

No doy más rodeos, si te apetece continuar, la cosa hoy va de CINE en mayúsculas.

Via theberry.com
Que este finde ha sido de cine nadie puede negarlo, para empezar el sábado noche se celebro la trigésima edición de los Goya, y ese fue mi planazo y el día en el que agradecí la existencia del canal internacional de TVE (verla con cortes en la web era un horror).
Podría meterme en camisa de once varas y hacer un análisis de los modelos que desfilaron por la alfombra roja pero eso ya lo hice en directo vía whatsaap y además hay un post de Cosas que (me) pasan al que poco más tengo que añadir.

Si no me meto a comentar estilismo, ¿qué te puedo contar? Pues por ejemplo, se me ocurre contarte que hubo varios momentos en que me emocioné tanto que acabé llorando (ya te he dicho que soy de lágrima muy muy fácil). Y siempre repito hasta la saciedad lo importantísimo que es saber dar las gracias, así que ese momento en el que Miguel Herrán al recoger su premio como actor revelación le agradece a su director haberle "dado una vida", cuando el propio Daniel Guzmán se dirige a su abuela sentada en su butaca rodeada de estrellas del cine patrio "tú eres mi estrella"o Irene Escolar agradece "el esfuerzo" de cada una de las personas (incluido el taxista que la llevo al AVE) que la ayudaron a llegar a tiempo para recoger su premio; en cada uno de esos momentos me falto ponerme en pie en mi salón y romper a aplaudir.

Ahora necesito ver Truman, A cambio de nada, Un otoño sin Berlin y Techo y comida, porque a mi me gusta el cine español y me fastidia no tener la posibilidad de poder verlo aquí en pantalla grande, así que espero escaparme en mi paraíso astur y poder ver al menos uno de estos cuatro títulos, si es que aún siguen en cartelera. 


Como el finde iba de cine, la tarde del sábado vimos Sufragistas desde el sofá de casa, y sí no lo has visto aún, recomiendo que lo hagas, Carey Mulligan está extraordinaria en su papel.
En el 2016 la idea de que las mujeres no sólo podamos votar sino que además tengamos reconocidos los mismos derechos (al menos sobre el papel) que los hombres puede parecer una obviedad pero no deberíamos olvidar que para disfrutar de estos derechos muchas mujeres y hombres tuvieron que enfrentarse a quien no veia necesidad de que las cosas cambiasen.  


Para terminar como exigía el finde, el domingo, por fin maridin y yo nos fuimos a ver una película juntos al cine, es extraño pero a pesar de que en España casi no dejábamos escapar una semana sin película, y de hecho no pasa visita a la península sin que nos escapemos al cine, aquí todavía no  habíamos ido juntos.

La elegida fue The danish girl, una película de Tom Hooper que cuenta la historia de la pareja de artistas daneses, Einar y Gerda Wegener, y lo hace de una forma exquisita y a través de una magnífica fotografía... Está claro Copenhague es una ciudad Pinterest, a estas alturas como para atreverme a negarlo, pero es que además en la gran pantalla luce de una forma extraordinaria, hay que reconocerlo.
Eddie Redmayne me ha parecido que está espléndido en su papel pero aún más me ha gustado más la interpretación de Alicia Vikander y además he hecho un descubrimiento, ese interesante Matthias Schoenaerts (y eso que a mi los rubios nunca me han gustado, a excepción de maridin!!).



Por si piensas visitar pronto tierras danesas, informarte que en el ARKEN Musuem for Moderne Kunst y hasta el 16 de mayo se puede disfrutar de la exposición de Gerda Wegener.
Todavía está entre mis planes pendientes así que espero tener ocasión de contarte pronto mis impresiones, de todas formas como ya te hablé aquí sólo el paseo por los alrededores del museo merece la pena.


Foto de Gerda y Einer Wegener, via www.arken.dk
Y ya está bien, no? Porque la regularidad de publicar me está costando pero cuando me pongo puedo llegar a aburrir a las moscas.

Te dejo con esta gran frase de una de mis peliculera favoritas, Cinema paradiso.
"La vida no es como la has visto en el cine, la vida... es más difícil".

No hay comentarios

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.