Qué frio!!

God morgen!!

Después de disfrutar de unas vacaciones en el paraíso astur con temperaturas casi mediterráneas, la primera semana de regreso a tierras vikingas fue algo así como un periodo de adaptación algo brusco a la realidad, más o menos la cosa iba bien mientras nos manteníamos por encima de los cero grados pero superada dicha semana, el termómetro cayo por debajo de esa barrera psicológica y se acabo lo que se daba: frío polar!! 




Ha llegado la hora de poner en practica todo aquello que te conté sobre mi armario, de esos lifting faciales merced a los vientos vikingos y de mis adorados momentos... Let it go!! Let it go!! (Sí, ya he contado via IG en más de una ocasión la facilidad con la que se produce mi transformación en Frozen).

Así que ante las previsiones meteorológicas (nieve, nieve y más nieve, de la que ya te conté algunas cosas aquí) estoy intentando visualizar que podría hacer este fin de semana, ahora que la Navidad se ha acabado definitivamente, quiera o no quiera y a pesar de haberla intentado alargarla en tierras vikingas a base de sentarme frente al televisor a ver la cabalgata.

Podría por ejemplo...
  • Dedicarme a recoger el árbol y todos los adornos dispersos por casa pero me da pena, creo que  todo se quedara al menos una semana más.
  • Disfrutar de momentos de manta y sofá con la compañía de un buen libro (me vine cargada de Spanien y esta semana no he podido resistirme a un par de ellos más, las próximas semanas te contaré que tal)
  • Intentar una o varias películas/series que nos pudiesen gustar a los dos (vivo más tranquila desde que he confirmado que no somos la única pareja que tiene este problema). 
  • Rebajear desde casa, sin prisas, sin colas, sin estar quitando y poniendo ropa, sin sufrir cambios bruscos de temperaturas.

Todo será que siendo las primeras nevadas copiosas del año, me de un ataque de locura transitoria, me deje llevar por su belleza idílica y decida salir a pasear, porque luego, en el fondo, lo de que el finde se escape encerrada entre cuatro paredes no acaba de ser lo mío.

Si estuviese en casa, en mi Oviedin del alma, seguro seguro que lo que haría ante un fin de semana de frío es disfrutar de un buen chocolate caliente pero con todo el cargamento de cosas que nos trajimos de España, vamos y nos olvidamos meter un par de tabletas de Cibeles (el mítico chocolate a la taza que tomamos en Asturias), y que conste que este no es un llamamiento a la madre asturiana para un envío rápido pero este olvido es imperdonable.


Aprovecho para una recomendación estupenda, si visitas mi querida Vetusta pásate a disfrutar de un chocolate rico riquísimo por el Per se,  un descubrimiento de la escapada navideña al que estoy deseando volver!!

1 comentario

  1. Yo tengo el mismo problema, aquí la nieve se espera para la semana que viene, pero de momento estamos servidos con la lluvia para el finde. Me dedicaré a cocinar y poner un poco al día el blog que lo tengo tan parado que le van a salir telarañas!! Un beso!!

    ResponderEliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.