Mis no propósitos para el 2016

Buenos días,

Hace unos días me acercaba para hacer mi balance del 2015, hoy tocaría hacer listado de propósitos para el 2016, pero hete aquí, la amante de las listas, este año ésta se la salta e intentará disfrutar de las 366 oportunidades de este año (bueno, ya nos hemos gastado 10!!).

Así que hoy comparto contigo mis no propósitos del año.

Macanudo  - Liniers


Quede claro que no pretendo vivir el año al estilo "livin' la vida loca" porque yo sin organización y sin sentir que lo tengo todo bajo control "vivo sin vivir en mi". Pero una cosa es poner orden al año y otra bien distinta es ponerme a escribir propósitos que es posible cumplir y a veces no.

Aquí va una lista de algo así como no propósitos a los que pienso dar la vuelta:

1.- Hacer ejercicio.
Pero yo me conozco, yo soy más espectadora que practicante, mi cuerpo nunca tuvo elasticidad y el paso de los años no hace más que influir negativamente en este punto. Total, que con intentar caminar todo lo que mis maltrechas caderas me permitan, tratar de evitar ascensores subiendo escaleras (en esto, la mayoría de edificios vikingos tengo que decir que me lo ponen fácil), volver a la piscina de vez en cuando a relajarme (en una vida anterior fui pez).
Con todo esto, me doy más que por contenta, bueno y si además lograse encontrar unas clases de pilates o yoga que no fuesen a precio de exclusivo collar de diamantes, pues entonces la satisfacción sería casi total.
Mientras seguiré pegando la nariz al cristal y viendo correr a la gente como si el fin del mundo tuviese que pillarte sí o sí con las mallas puestas.

Encontrado en huffintonpost.com

2.- Comer más sano, o más bien comer más días más sano.
Mi realidad es esta:
Me pongo el despertador más temprano con el único objetivo de tener tiempo para desayunar como a mi me gusta con café recién hecho, pan tostado y un zumo de naranja recién exprimido, todo en una bandeja que me llevo a la mesa para, cómodamente sentada, desayunar mientras me informo de lo que pasa en el mundo.
Mi lista de la compra es variada y siempre, siempre incluye verduras y hortalizas que me encantan cocinar (co-ci-nar que no transformar en batidos verdes!!), como fruta a diario e intento buscar un equilibrio entre la carne y el pescado (y esto es difícil porque echo tanto de menos las pescaderías españolas, y estoy del salmón hasta...).
Pero me encanta el azúcar, adoro el dulce y sobre todo no sé vivir sin chocolate, hasta el punto que parte de mi felicidad reside justamente en mi dosis diaria de cacao.
Así que pienso seguir disfrutando del placer de comer... Pero, bueno vale, voy a intentar beber más agua, que conste que no lo hago porque se me olvida y porque básicamente no me gusta el sabor del agua, por eso soy una de esas personas a las que les gusta el agua con gas o el agua de sabores. Me lo voy a tomar tan en serio que incluso voy a ponerme una alarma en el móvil a ver si me ayuda a coger el hábito (hay alguien más en la sala con el mismo problema con el agua?!!)



4.- Leer más no, pero si leer bonito.
Leería muchos más libros de los que ya leo pero existe una limitación tan fuera del alcance de los propósitos personales... se llama tiempo, y por desgracia todavía no lo venden en ningún tipo de comercio (al menos, que yo sepa).
Lo que si he decidido, es que voy a dejar una manía estúpida que me obliga a no dejar ningún libro inacabado, se acabo!! (Maria Jimenez, dixit) La lectura es un placer y no debe dejar de serlo, si no me engancha, no me gusta, no me atrae, se cierra y se abre uno nuevo, quizás simplemente no sea el momento, pero nada de seguir con lecturas convertidas en torturas.

Encontrado en www.buzzfeed.com

5.- Viajar más, ergo ahorrar.
Viajar viajaria todo lo que pudiese y más (a pesar de todos estos "peros" de volar que ya te conté) lo haría por tierra, mar y aire, para conocer nuevos destinos o revisitar ya conocidos, aquí la única limitación es económica, no sé viajar "muy de tirao" y no soy rica. Pero como los primeros meses del año se han llenado de excusas/acontecimientos varios y me voy a hacer muchos kilómetros, por el momento el 2016 empieza viajero.
Aún así, como no pienso abandonar a maridin por un rico con el que me pueda cruzar en el ascensor subiendo escaleras, la solución para seguir viajando más y mejor, pasa por activar el modo ahorro. No me parecía fácil la verdad, hasta que Lucia habló sobre el tema en su post del viernes, y entonces me falto tiempo para comunicar al otro habitante de la casa que este año gracias a nuestra querida Lorena implementábamos nuevo modelo de ahorro.  

Encontrado en enterateahora.com.mex

Y así podría seguir con muchos no propósitos para el 2016, pero la verdad entre tú y yo, lo único que quiero es disfrutar tranquilamente de la felicidad, y tú, ¿qué has decidido? 


6 comentarios

  1. Pues mucho ánimo con tus propósitos! Yo deberá olvidarme del ascensor también 😁😁

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentar más a menudo en los blogs que sigo de gente maraBillosa como tú. Beso!

      Eliminar
    2. So Sunny, eso se arregla viviendo en tierras vikingas, no te digo más.
      Besides from Denmark

      Eliminar
    3. Lila and Cloe ... me pongo colorada, no te digo más!!
      Besides from Denmark

      Eliminar
  2. Tengo el mismo problema con el agua, no me gusta. Hay días que si lo pienso no he bebido ni una gota... así que me uno a tu no propósito de beber más agua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal Marta... porque a veces parece que a nadie más se le olvida eso de beber;)
      Besines from Denmark

      Eliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.