Lee lo que te gusta - Marzo

Una de las primeras cosas que hice cuando empezó el año fue, calendario en mano,  ponerme a ver cuando había puentes, que puede parecer una tontería pero recuperar los fines de semana largos y de forma repartida a lo largo del año está en mi lista de cosas top de haber abandonado tierras vikingas.


Probablemente pensarás que qué tiene que ver esto de los puentes con la lista de los libros del mes de marzo, pues muchísimo.
Para empezar la semana santa en Euskadi implica cinco días festivos y eso por mucho turisteo que hagas te deja más tiempo para dedicarle a la lectura; ya veréis como abril, con el mismo número de días no me cunde tanto.


Hay lecturas para casi todos los gustos, eso sí, sin dramas, que todavía no tengo el cuerpo.
Morder la manzana: la revolución será feminista o no será de Leticia Dolera.
A mi Leticia me cae muy bien, podría decir para quedar bien que me ha gustado todo lo que había hecho hasta el momento pero estaría mintiendo porque no habré visto ni la mitad. Pero me parece una mujer comprometida, que sabe defender muy bien las ideas sin necesidad de atacar, con buenos argumentos vaya, y a veces, con un puntito de esa ironía tan necesaria.
El libro llegó a mis manos después de la manifestación del 8 de marzo, sirve para aclarar conceptos entorno al feminismo, ofrecer datos, cuestionar verdades de esas que la sociedad casi ha elevado a los altares de lo irrefutable y lo hace intercalando vivencias personales con las que es muy fácil sentirse reflejada en primera persona o a través de alguien cercano y para que reflexionemos sobre esa pirámide del machismo en la que vivimos.
Me encantaría que muchas mujeres leyesen este libro para que algo hiciese click porque una vez que el cambio empieza es difícil hacerlo parar; "de ahí la expresión ponerse las gafas del feminismo. Al ponerte las gafas, te estarás atreviendo a observar la vida desde otra perspectiva, mucho más crítica con a sociedad de la que formas parte. También descubrirás machismos que tienes integrados en tu personalidad, querrás quitarte las gafas varias veces, pero ¿sabes qué pasa? Que una vez que te las pones, ya no hay vuelta atrás."
Pero sobre todo me gustaría que tuviese muchos lectores masculinos porque entenderían, si es que no lo han hecho ya, que el feminismo no va contra los hombres sino contra el sistema patriarcal, ese sistema que entre todos podemos cambiar.
Por cierto, a lo largo del libro se enumeran varias lecturas muy interesantes para ahondar más sobre esta temática. 


Estupor y temblores de Amélie Nothomb.
Cuando hace unas semanas dije que necesitaba abandonar un poco los dramas y centrarme en poder disfrutar de la lectura sin dolor, varias personas me la recomendaron.
Fue a la biblioteca pero resulto que todos los ejemplares que tenían estaban en préstamo, así que me fui hasta Re-read (una buena forma de controlar el gasto que se va en libros) para ver si tenía suerte, y éste fue el ejemplar que tenían en ese momento.
Dado que algunos de sus libros son autobiográficos no sé si he cometido un error al haber comenzado por éste, espero que no.
En este libro se centra en contar la historia de una joven belga que comienza a trabajar en una gran multinacional japonesa donde bien por ser mujer bien por ser occidental se acaba viendo humillada por su superiora directa.
Además de las sonrisas mientras avanzas en la lectura, las últimas lineas del libro revelan un último recuerdo ligado a aquella experiencia: una nota escrita en japonés. (perdón por el spoiler).


Todos los hijos de puta del mundo de Alberto González Vázquez
Lo confieso, sólo aquí y ahora, dije que era un regalo para él pero yo tenía ganas de leerlo.
Es una recopilación de algunas de las viñetas publicadas en El Mundo Today y Orgullo y Satisfacción de uno de los guionistas de El Intermedio.
Así que si eres demasiado susceptible o tienes un limitado sentido del humor, quizás no deberías leerlo aunque advierto que no deja títere con cabeza, y lo de títere sirve como sinónimo de político español con independencia de las siglas por las que se presente.


Trabajo, piso, pareja de Zahara
Admito que cuando leí que el libro prometía contar toda la verdad sobre la vida de los millennials, pensé que no era para mi, que no sé muy bien que soy salvo que exista algún epígrafe de clasificación para maduros millennials, que me temo va a ser que no. 
Yo creo que esa presentación, no sé si decida por la editorial o por la autora, es equivocada y como poco bastante restrictiva. 
La historia de Clarisa y Marco (Polo) es la historia de muchos otros, contada a dos voces, la de ella y la de él, y aunque puedan estar viviéndolo juntos nunca lo contarán igual.


Abierto toda la noche de David Trueba
Estaba pendiente leerme este libro, así que en mi visita a Re-Read también volví a casa con él porque para mi David Trueba siempre es sinónimo de buena lectura en versión larga de novela o corta de artículos.
Bueno siempre no, lo reconozco, David ha mejorado con los años así que tengo que decir que al igual que alguno de sus otros títulos volvería a releerlos, esta vez no ha terminado de engancharme, al menos no de la misma forma, aunque sí debo decir que es muy muy entretenido y que cada uno de los personajes que forman la familia Belitre dan para una spin-off de esas que tanto se llevan hoy en día; un abuelo recatólico que habla directamente con Dios y acaba acogiendo a dos testigos de Jehová en casa, una abuela postrada en cama que sigue escribiéndole cartas a su vieja amiga una vez muerta (pero es que le deja en herencia una casa, aunque éste no sea el motivo por el que continua su intercambio de misivas), un padre un tanto perdido y una madre abnegada hacia el cuidado de sus seis hijos varones, a cual más particular... Ah! Y un psiquiatra que acampa en el jardín, ¡qué personaje!
Vamos que yo había dicho que no quería dramas y me encontré con muchas risas, pero es que Saber perder, Cuatro amigos y Tierra de campos me parecen fantásticas y éste se quedo en muy bueno, que ya querrían muchos.


En la cocina de Kafka de Tom Gauld
Esta es la reseña que aparece en la web de Salamandra "Conocido como -el dibujante de los amantes de los libros-, Tom Gauld aúna en sus historietas el mundo de la critica literaria y el de la cultura pop. El resultado son unas viñetas concisas, brillantes, divertidas e ingeniosas que hacen gala del típico humor inglés y del estilo gráfico absolutamente único que caracterizan la obra de este genial autor".
Sólo voy a añadir que yo no lo conocía, llegué a él por una imagen que vi en Instagram de una de sus viñetas, y que si como yo no sabias de él, deberíais ir ya a la librería para tenerlo en casa.



Y ahora a por abril, que si es de aguas mil, regalará muchos momentos de lectura.

1 comentario

  1. Abierto toda la noche me encantó, me gusta mucho como trata Trueba a sus personajes, bueno más bien me gustaba con los años ha ido estirando demasiado el rollo del personaje perdedor. A Amelie Nothomb reconozco que le tengo manía pero es un prejuicio porque nunca he leído nada de ella. Me apunto este y el de Leticia Dolera que le tengo ganas. Y con lo que disfruto de tus recomendaciones voy a corresponder con un par Mi Prima Rachel de Daphne Dumaurier, lo he leído hace poco y me encantó, reconozco que tiene su parte de folletín pero tiene un no sé qué que engancha mucho y la segunda es Harriet de Elizabeth Jenkins, aunque es de Rara Avis no tiene nada qué ver con las novelas de pájaros y flores que suelen publicar. Ya me contarás si los lees.

    ResponderEliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.