Frilandmusset, como vivían los vikingos (editado)

Como te conté en la agenda de octubre, esta semana es la de las vacaciones de otoño pero hay un montón de actividades programadas, visitas que hacer, exposiciones que ver.
Por eso he decidido reeditar una entrada de hace algo más de un año hablándote de un museo al aire libre que merece una visita: el Frilandsmuseet.





El Frilandsmuseet es uno de los museos al aire libre más antiguos y grandes del mundo.
Cuenta con más de 50 granjas y casas (y también algunos molinos) de distintas épocas de entre los años 1650 y 1940, procedentes de distintas zonas de Dinamarca. Todas las re-construcciones han intentando respetar al máximo las estructuras originales de jardines, patios e interior de las casas según las distintas épocas, permitiéndote así hacerte una idea bastante certera a como era el estilo de vida de los daneses en cada momento.





Este tipo de museos son muy habituales en los países escandinavos (en Dinamarca hay varios, pero también en Suecia, Noruega y Estonia), vienen a ser lo que serían nuestros museos etnográficos a gran escala.
Fue el primer museo de este tipo que visitamos al mudarnos y tengo qeu decir que me resultó muy interesante ver como ha sido la evolución y adaptación de las viviendas a las circunstancias y necesidades de cada época. 







El museo no está abierto durante todo el año, así que deberás cerciorarte de que tu visita coincida con su calendario de apertura; de esta forma podrás tener acceso a las distintas actividades que se organizan según la época del año. 

En verano, el perfecto momento para disfrutar de un picnic.
En octubre, durante las vacaciones, podrás disfrutar en el montaje de una feria antigua. 
En navidad, disfrutar de la decoración de las distintas casas y beber algo caliente con galletas de jengibre mientras aprendes a hacer los típicos "juleklipper".










Información práctica:
  • La entrada ya no es gratuita, desde el 1 de julio de 2016 debes pagar 65 kr por adulto o 50 kr por adulto y niño, los menores de 18 años continúan entrando gratis.
  • Puedes llegar en tren desde Copenhague en unos 20 minutos con la línea E hasta Sorgenfri.
  • El horario de apertura es de martes a domingo de 10 a 4 (o 5) de la tarde dependiendo de la época del año.
  • Si vienes en coche, tienes parking gratuito en las inmediaciones del museo.
  • Sólo está permitido fumar en las 4 zonas habilitadas para comer (donde hay mesas) aunque en realidad puedes comer libremente en muchas otras zonas.
  • Puedes llevarte la comida y bebida, comer en el restaurante que está a la entrada del museo o comprar bebida o hot dogs en el puesto central del museo.
  • Tendrás que aparcar la bicicleta en el exterior porque no puedes recorrerlo con ella.
  • La extensión del museo es bastante grande así que puedes utilizar las sillas para niños pequeños (con las que no podrás entrar en las casas) o bien hacerte con uno de los carritos que hay junto a la tienda del museo.

No hay comentarios

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.