Me gusta, no me gusta, me gustaría

Buenos días!

Creo por influencia de la falta de luz empiezo a estar cansadísima a mitad de semana, no veo la hora de que llegue el viernes, y sí, ya estoy tomando mis vitaminas y además ayer estuve por la mañana trabajando a la luz de LA lampara, pero aún así mi cabeza y mi cuerpo se negaban a que llegase el invierno. Adiós otoño vikingo, con lo que tú me gustas a mi, qué pena que tu tiempo con nosotros sea tan corto!!

Como todavía sigo siendo la bloguera de pacotilla que te contaba (obviously, que en un par de semanas la cosa no iba a cambiar) pues ayer por la tarde no sabía que iba a contarte, y otra cosa no, pero salvo ausencias justificadas (viajes que servirán de descanso y de inspiración) yo estaré aquí los lunes, miércoles y viernes como un clavo. 
Bueno, entre tú y yo, no es que no tuviese una idea, porque en realidad el lunes tuve una pero fue muy en caliente implicaba un enfado innecesario y seguramente hubiese desatado las iras del infierno, así que con toda probabilidad era mejor darle una vuelta antes de sentarme delante del ordenador. 
De esta forma, mientras volvía a casa en tren pensé: "divaga pero con algún punto de lógica Vero, aplica algún tipo de organización para que no te pierdas hablando de todo y de nada", y de ese pensamiento, mientras miraba las luces a través del cristal surgió este post.






ME GUSTA ...

La gente que sonríe, que es amable, que no se olvida de las palabras mágicas (gracias, por favor) y esto es algo que me encanta de este país. La gente, en general, es amable por naturaleza, aunque pueda ser efecto de la cerveza o el alcohol (es broma!!) y aunque su amabilidad se frene antes de dar un paso más a la hora de socializar. 
Será raro que tus vecinos puedan cruzarse contigo sin desearte los buenos días, tardes, o noches (también lo será en general que te inviten a sus casas a tomar un café, quizás esto también lo estemos perdiendo en España, pero es una lástima). Será extrañísimo que los dependientes del super no te saluden y despidan amablemente, que el desconocido no te regale una sonrisa cuando te cruzas en su camino a la estación y en la acera solo estéis vosotros. 
Por eso, por tener claro lo que me gusta, lo poco que cuesta ser amable, no logro comprender a aquellas personas que resultan desagradables, arrogantes casi por naturaleza. La verdad tampoco sabía que fuese un requisito para trabajar en una embajada. Ay, qué díficil debe de ser vivir amargado!! 
Y sí, lo has adivinado, de esto era de lo que iba a hablar en exclusividad después de mi experiencia el lunes, pero  prefiero no perder el tiempo y recordar que otras veces, otras personas me dieron un trato mejor. En mi experiencia como ex-opositora cuantas veces pensé que además del conocimiento teórico, sería necesario evaluar otros requisitos, pero que difícil debe ser puntuar la capacidad de empatía hacia los demás.


NO ME GUSTA ...

Que cambien las reglas del juego cuando hemos empezado la partida, que quizás no sea el símil más adecuado, no lo niego, pero te explico. Resulta que ayer mientras pensaba en que escribir Maria, nuestra querida @marapazos, soltó la liebre. Instagram ha cambiado su funcionamiento y siguiendo la estela de Facebook (su dueño y señor) ya no ves todas las fotos de la gente que sigues por mucho que des para atrás y para atrás o de que hayas pedido notificación cuando tus favoritos publican.
Miren señores de IG (o de Facebook que no sé yo muy bien a quien tengo que dirigirme), hace meses ya les declaré mi admiración y sino fuera por estas ultimas noticias podría declararles hoy mismo mi amor eterno. Quiero creer que IG es (y no tendrá que dejar de serlo) LA red social, el motivo de muchas alegrías, de los mejores regalos en forma de personas maravillosas que llegaron a mi vida y espero que nunca se alejen, fuente de inspiración, billetes con destino a lugares que probablemente nunca visitaré, y me niego a que lo transformen. Puedo aguantar publicidad (ya de paso les pediría que intentasen ofrecerme algo que se parezca mínimamente más a mis gustos porque no dan una) pero esto de eliminar de mi timeline algunas de mis cuentas favoritas NO, eso NO.
Así que con la mejor de mis sonrisas, amablemente les pido: "no jueguen con una red social que con su funcionamiento tal y como estaba tanto nos gustaba, por favor que de verdad no me veo yo (por edad e incapacidad) en snapchat, que estas cosas así hechas, de escondidas, están muy, muy feas". 



ME GUSTARIA ...

Estar en Moreda, en Asturias, ver esas montañas verdes que tocan el cielo azul, porque además este año no hay gris ni lluvia y se ha hecho realidad eso del verano de San Martin.
Esto ya lo he hablado con más gente, de todos los superpoderes el que más necesario se hace en nuestros días es el del teletransporte porque si éste fuera una realidad, hoy nos íbamos maridin y yo a celebrar San Martin, a pasar el día con los amigos, a comer a las cuatro de la tarde fabada y panchón, a estar de charla en casa y esperar a que llegué la hora de los fuegos.
Ay si fuese una realidad eso del teletransporte, cuanto menos íbamos a echar en falta estar hoy con los amigos.



Y ya ves, esto fue lo que pensé mientras iba sentada en el tren, que por cierto en hora punta va bastante lleno  y se me hace dificil lo de escribir las ideas que me vienen, así que se busca app de mensajes vocales con buenas recomendaciones, si tienes alguna, por favor, compártela conmigo!!



* Lo de no tener calendario de publicaciones implica que a veces no tienes a manos fotos propias, viva Pinterest!!

8 comentarios

  1. ¡Ay, maja!. ¡Cómo te entiendo con lo del tiempo! Por ahí hemos pasado todos y siempre se nos hará cuesta arriba. Pero al menos, como comentabas en este post, lo bueno es que la gente aquí suele ser bastante educada y que te regalen una sonrisa, con un diluvio como contexto, se te olvida todo y se te hace el día más llevadero. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo el invierno pasado toqué fondo con el tema oscuridad, pero recibí el sabio consejo de hacerme con una lampara de esas de luz, y ni corta ni perezosa la incluí en mi carta a los reyes magos... Ay a mi sin energía por vivir entre tinieblas no me vuelven a pillar!!
      Besines

      Eliminar
  2. Ay, lo de la amabilidad sin duda tendría que ser obligatorio en las oposiciones. Una vez acompañé a una amiga a un examen y me sorprendió ver la cantidad de amargura y frustración de muchos opositores, estoy segura de que si consiguieron el puesto (de orientador laboral nada menos...) no serán grandes profesionales.
    O peor, al volver de Londres que mis hijas me digan que lo que más les ha sorprendido de todo es la amabilidad de los ingleses ¡¡!! mucho nos queda por aprender en esta España nuestra, aunque es verdad que luego invitamos a café a los vecinos :-)
    Y sobre Instagram, buffff qué bajón ayer, de verdad que Facebook dejó de ser divertido precisamente por estas cosas y ahora nos quieren estropear IG, nooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan fácil y sencillo ser amable que siempre pienso en el esfuerzo que debe suponer ser justamente lo contrario.
      Besides from Denmark

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. No está mal que entre mis divagaciones se cuele un poco de cordura ;)

      Besides from Denmark

      Eliminar
  4. Un Sí grande a la amabilidad, un No como una catedral a eso que cuentas sobre instagram. Que qué?? No tenía ni idea! Si instagram es genial tal cual, que no me lo toquen justo ahora que voy cogiendo el punto. Y un Beso asturiano (con montera picona) para acercar San Martín a Copenhague. Muak.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que es más fácil ser amable que ir por la vida enfadado con todos y con todos!!
      Lo de Ig, que no nos lo toquen!!
      Besines from Denmark

      Eliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.