Un Nesquick a cambio del café del viernes

Si, lo sé, el viernes ni café, ni flødebolle, ni nada, así que aqui estoy yo hoy lunes bien temprano para pedirte disculpas y comentarte que he mandado a paseo al enanito gruñón que se había apoderado estos últimos días de mi. Por eso ayer decidí sentarme a escribir y preparar un buen Nesquick para tomárnoslo juntas tú y yo.




El grumpy sigue por aquí al acecho, esperando que baje la guardia pero no tengo ninguna intención de dejarle que se acomode, yo te había dicho que hacia un tiempo había decidido ser feliz, así que, seguramente unos días con más ganas que otros, voy a seguir plantándome la mejor de mis sonrisas cada mañana, y ya se cansara y se ira por donde ha venido.
 



Por cierto, como en los supermercados vikingos hay productos que no se encuentran, ni siquiera te había preguntado... Pero, en confianza, tú eres de los míos o prefieres Cola Cao
Yo no siempre he estado en este equipo. Allá por los tiernos y lejanos años de mi infancia era de Cola Cao pero acabe teniendo que pasarme al Nesquick porque decían que era más ligero y le sentaba mejor a mi estomago, con lo que me gustaba a mi cazar con la cuchara los grumos... Fue un médico el que se interpuso en mi idilio "colacadero" e hizo que nuestra relación terminase de forma abrupta. Fue horrible, lo recuerdo de forma trágica porque no fue una transición delicada, qué va!!! Por el medio hubo desayunos con Eko, esto ya no sé ni si existe pero era algo horrible (creo que reconocería su sabor con los ojos cerrados, me respingo y todo solo de pensarlo). La verdad es que si mi madre y el médico pensaban que no iba a notar el cambio, estaban listos porque una tonta no es (pobre güelina mía, lo que tuvo que luchar conmigo para que me acabase el desayuno mientras me iba poniendo el uniforme; yo creo que hasta intento darme el cambiazo con el bote).
Por cierto, mientras nos vamos tomando nuestro Nesquick, qué tal ha ido tu finde? El mío podría haber sido como los nubarrones grises que nos han acompañado gran parte del sábado y del domingo pero sin haber hecho ningún plan maravilloso, se me ha pasado rápido y casi se me ha hecho corto. Esto es lo que tiene poder compartirlo con personas especiales, que cuando te das cuenta te has pasado el tiempo sonriendo y han desaparecido todos los malos rollos.
En tierras vikingas esta semana es corta porque el jueves y el viernes son festivos (para que luego digan que los puentes son españoladas); aquí la mitad de las semanas de mayo y junio tienen un día festivo... Tendrá algo que ver con que empiezan a subir las temperaturas? Con la llegada de la primavera?
Yo tengo examen de danés el día 20 y aunque no estoy excesivamente preocupada mantengo hábitos-manias de la época universitaria en la que por muy bien que llevase el examen, que conste que éste no es exactamente el caso, yo el día antes no salía de casa salvo emergencia. Así que aunque hubiese sido perfecto planearnos una escapada (Berlin me llama!!, que se de por aludida la interesada), nos quedaremos por los alrededores que seguro que algún plan chulo acaba saliendo.
Que tengas buena semana y que la fuerza nos acompañe!!
  

No hay comentarios

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.