Está listo el café!!!

Esto de estar en pleno acueducto me ha dejado preparar tranquilamente el cafe de los viernes y pararme un poco a pensar que te podía contar hoy.

He pensado que mientras nos lo tomamos puedo compartir contigo lo que he aprendido estos últimos días.
He aprendido o más bien he recordado que hay que disfrutar de cada día, festivos o no; también del día en que oyes el despertador y no quieres levantarte y del que puedes darle un manotazo y quedarte un rato más en la cama; disfrutar de las buenas noticias, por pequeñas que sean; de los días que hace sol y de los lluviosos, incluso cuando has olvidado coger el  paraguas. 
Yo te lo quería decir hoy porque a veces a mi se me olvida, y quizás dejándolo por escrito consiga tenerlo más presente. Y sí hay que escribir un manifiesto, imprimirlo y pegarlo en la pared con whasi, pues se hace.
Así que disfruta de los buenos momentos, recargarte de energía para que cuando las cosas no salgan como esperas, no te olvides de intentar ser feliz.



Por ejemplo, nuestro acueducto no está siendo como esperábamos y se ha convertido en una sucesión de cambio de planes sobre la marcha, pero lo mejor que puedo hacer es disfrutar del momento.

En un principio la idea era hacer una de nuestras escapadas de dos, no pensábamos en nada que fuese a estar muy lejos, algo susceptible de ser alcanzado a un máximo de 3 horas en coche, pero como la próxima semana tengo examen de danés, tuvimos que olvidarnos de la idea porque yo mantengo algunas de mis manías universitarias ilógicas. Así que tenían que ser planes de ida y vuelta en el día.

Después la semana se nos complico un poco, tuvimos que frenar en seco porque nos encontramos con un obstáculo en el camino, y el cuerpo ya lo que nos pedía era descansar y buscar algo de tranquilidad, tengo entre ceja y ceja visitar los acantilados de Moen que parecía la visita perfecta para lo que andábamos buscando, pero esta vez tampoco va a poder ser.


Porque con ese relax planning ya en la cabeza, descubrimos que cualquier cosa que implicase utilizar el coche durante el acueducto iba a ser complicado porque necesita una urgente visita al taller por una avería típica de nuestro desconocimiento sobre los cuidados necesarios en tierras vikingas. Así que el lunes se va directo al taller y en tres o cuatro días lo recuperaremos previo pago de un facturón. 
Permiteme que haga un inciso: Decidir el año pasado traernos nuestro coche español nos ha dado mucha autonomía y nos ha permitido acercarnos a muchos lugares fácilmente, pero el concepto automóvil como medio de transporte aquí se perfila más como automóvil propiedad de lujo. 
Eso sí, ojalá  todos los problemas pudiesen solucionarse con dinero. 

Como ves, nos habíamos quedado sin planes, pero lo bueno es que siempre hay sitios a los que llegar sin necesidad de coche, que en este país el transporte público funciona de maravilla si no quieres ir hasta un sitio recóndito, y que es mejor no amargarse por haber ido viendo como nuestros planes se iban cayendo como las fichas de un domino.

Ayer, por ejemplo, nos fuimos de nuevo al bosque cerca de casa a pasear, alrededor del lago y fue más que suficiente. Hoy nos vamos a mi museo favorito y según mi modesta opinión uno de los mejores museos de arte moderno del mundo, el Louisiana Museum me gusta tanto visitarlo que me planteo seriamente sacarme el pase anual.


Ya ves, al final esta semana llena de contratiempos nos ha servido para recordarnos algunas de las cosas que te decía al principio, que no se nos olvide vivir el momento y sentirnos afortunados por lo que tenemos, claro que siempre se podría estar un poco mejor, pero échale un vistazo a los periódicos y seguramente estarás de acuerdo conmigo que somos muy afortunados aunque a veces se nos olvide.  

Y oye que el próximo finde… Tenemos visita!!! Y estoy más feliz que una perdiz.

Así que un último consejo: antes de quejarte, echa un ojo a tu alrededor, seguro que encuentras más de un motivo que te haga sonreír. 


6 comentarios

  1. Esa es la actitud! Si hace bueno disfrutar del jardín del Luoisina Museum, yo sigo enamorada de él. Y a los acantilados teneis que ir, sólo para que yo me pueda teletransportar a ellos. Feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los acantilados dentro de dos rindes nos vamos, o eso intentaremos ;)

      Besines desde Dinamarca

      Eliminar
  2. Vero, me encanta tu forma de ver la vida hija. Muy fan!! ánimo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lu, la mejor forma de afrontar las cosas es con una sonrisa, estoy convencida aunque haya días que me cueste la vida pero hay que hacer el esfuerzo siempre!!!

      Besines desde Dinamarca

      Eliminar
  3. Suscribo todo lo que dices Vero!! Un biquiño enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a la vida le regalas sonrisas, seguro que acaba devolviéndotelas aunque sólo sea por pesada!!
      Yo soy cabezota, me empeño en ser feliz.

      Besines desde Dinamarca

      Eliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.