2 en 1: Hacer listas, preparar maletas

Hoy no es día de boniteces.
No voy a descubrir ningún truco para preparar mejor y más rápido las maletas, porque no conozco ninguno que no se haya publicado antes. 
Hoy egoistamente voy a escribir una entrada terapéutica. He pensado que hablar sobre la necesidad que siento de preparar listas sin las que soy incapaz de hacer la maleta podría ayudarme a desintoxicarme de esta necesidad que ya se ha convertido en adicción. (Así que hoy no es Iverina quien escribe, la autora es la protagonista de “No sin mis listas” próximamente en sus pantallas).



Lo primero que quiero decir es que las listas no sólo sirven para saber que meter en la maleta,  yo en un alarde de generosidad me llas llevo de viaje conmigo, y de esta forma, me resultan útiles a la hora de volver a casa para no olvidarme nada. 
Las listas me sirven también para saber exactamente donde quiero meter cada cosa, porque lo admito yo soy una de esas personas que no sabe viajar con poco. Me encantaría poder viajar con una única maleta, facturarla al llegar al aeropuerto y recogerla apenas aterrizada. Pero simplemente no puedo. Además de mi Kanken (si los señores de las aerolíneas supiesen todo lo que soy capaz de meter en ella alucinarían) yo me voy siempre con mi maleta de mano: a la ida, con todos los imprescindibles e irrenunciables sin los que no podría sobrevivir más de tres días y que varían en función del destino; a la vuelta, todo lo nuevo que haya podido comprar porque me resulta díficil hacerme a la idea de que me lo pierdan antes de que lo haya disfrutado, da lo mismo que se trata de unos playeros que de un disco duro externo, lo nuevo se viene conmigo. Evidentemente a mano también hay que llevar toda la documentación, porque por mucho que recibas email con tu tarjeta de embarque al final tienes que llevar una copia impresa y el pasaporte, ese documento que en realidad sólo es útil si viajas fuera de Europa pero que la mayoría nos empeñamos en llevar (no vaya a ser que nos roben el Dni). 



Podríais pensar que esto puede deberse a haber sufrido en más de una ocasión el extravio de mi equipaje y de ahí esta suerte de psicosis, pero nada más lejos de la realidad. En todos los años que llevo viajando solamente una vez se me perdió una maleta que además apareció a los pocos días, pero nunca olvidare la cara de los carabinieri cuando al ir a recogerla me mandaron abrirla y de allí salió un olor que apuntaba a que llevaba un muerto descuartizado. (Sí, lo admito llevaba un queso Cabrales envasado al vacío; se suponía que la maleta llegaba conmigo y se iba directo a la nevera. No comment). 



Además hasta nuestro último viaje (la escapada al norte) mis listas servían para sentirme que tenía todo bajo control, lamentablemente he descubierto que o bien empiezo a sufrir pérdidas de memoria o bien parece ser que debo ser más explícita a la hora de escribir lo que meter en la maleta. Por si alguien todavía no lo sabe, nos fuimos con la cámara y los dos objetivos pensando en todas las fotos que podríamos hacer (era nuestro primer viaje con ella), y me olvidé la batería y la tarjeta de memoria en casa. Afortunadamente se trataba de un roadtrip así que en el maletero del coche había espacio para todo; no quiero pensar como hubiese reaccionado si el viaje hubiese sido en avión, con el espacio más medido y previamente a meter la cámara hubiese tenido que decidir dejar algo en casa. 
Por cierto, el tema funda cámara me trae por la calle de la amargura ¿por qué tienen que ser feas y tristes? Yo no comprender. Así que en este viaje me llevo un tutorial que encontré por internet y que espero poner en práctica con la ayuda de mi madrina durante estos días en casa. Ya puestos estaría bien hacerme con una correa bonita.
Pensando en estos días por España, acabo de darme cuenta que además de la lista de la maleta, necesito ir escribiendo todo lo que quiero hacer porque me da la sensación que o el tiempo se me multiplica como en el milagro de los panes y peces o me vuelvo con cosas pendientes. Pero para esto ya no llevo lista, me arreglo con la agenda.


Volviendo al tema preparar maletas, ¿os acordáis cuando viajabas y debías fiarte únicamente de las predicciones del hombre del tiempo en la tele? Ahora con tanta app para el móvil, vives enganchado: mete sandalias, saca katiuskas. Y al final para nada, porque la verdad es que en cualquier momento puede entrar una borrasca por el noroeste y reírse de ti y de tu maleta.
  
Bueno yo creo que como terapia ya ha estado bien, no? Voy a ponerme a revisar que lo llevo todo, y si me da tiempo antes de salir para el aeropuerto, igual hasta me paso la lista a limpio;) 


Puede que este un poco ausente, me voy a mi paraíso, tengo un montón de planes y creo que es mejor disfrutarlos para poder luego compartirlos. 
Voy "loca de emoción", apuntado en mi agenda: dejarme mimar en familia, compartir tiempo con amigos a los que echas de menos y el sábado planazo Puntomom.



7 comentarios

  1. Nena!!! Disfruta a lo grande!!!

    Ejem,ejem en mi casa se usan hojas de excel jajaja

    Beso enorme y buen viaje!!

    Inés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía con tanta emoción del viaje, ni contesté a los comentarios...
      Tengo disculpa: no estaba en la lista!!
      Besines

      Eliminar
  2. Me troncho con lo de las listas, mi padre es igual que tu, hace su lista y de verdad que no se deja nunca nada, será cuestión de perfeccionar 😉, yo llevo todo en la cabeza y así no hay vacaciones que no me olvide algo en casa y algo a la vuelta. Pásatelo muy bien, disfruta mucho Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las listas me funcionan, si realmente lo apunto todo... en el momento que me confio... Zas!! Me dejo algo!!
      Besines

      Eliminar
  3. Yo soy de listas diarias, me encanta poner un asteriscos en lo ya hecho. Y para los viajes soy de listas de cosas que no me puedo olvidar al ir o al volver. Bon voyage!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esta vez tampoco conseguí traerme todo... Las gafas de ver se quedaron en casa!! Menos mal que ni voy a tener tiempo para ir al cine ni voy a conducir!!
      Besines

      Eliminar
  4. Ya falta menos Vero...apenas unas horas para el encuentro!! Yo, que soy la reina de las listas para todo, me las salto a la torera a la hora de viajar. Sólo hago lista para la ropa y las cosas de los peques; para mí últimamente viajo a pelo. Me cojo una maleta, intento que cada vez sea más pequeña, y voy visualizando los diferentes momentos del día y lo que necesito para cada uno. Y lo cierto es que no me va nada mal...Un bico enorme!!

    ResponderEliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.