El ultimo no verano danés

GRACIAS a este último no verano danés no hemos ido a la playa, ni a la montaña, pero hemos tomado decisiones importantes, abandonado los lagos, disfrutado de la ciudad, pasado mucho tiempo entre cajas y maletas, recorrido muchos kilómetros, atravesado Europa, dormido en muchas camas distintas, ocupado espacios, buscado casa nueva en una ciudad por descubrir, intentado descansar y hemos pensado mucho en lo que supone volver a empezar. 




He acumulado borradores, siempre pendientes de terminar. 
He escrito listas, muchas listas, útiles y prácticas, pero también melancólicas y llenas de miedos (lo sé nunca conquistaré el mundo, dicen que eso es sólo para los valientes).
Hay notas duplicadas en el móvil, en el ordenador y en la libreta de turno: del contenido de cada caja, de cosas que quería hacer antes de irme, de planes que se quedaban pendientes, de lo mejor y lo peor, de lo fácil y lo difícil, de aquello que más iba a echar de menos, de aquello a lo que habrá que volver a acostumbrarse.
Algunas de esas listas acabaran ocupando espacio en este blog, estoy convencida.

Han sido tres meses desde la ultima publicación, no estaba planeado que coincidiese con mi último no verano danés.

No se acaban mis historias vikingas, seguirán presentes aquí y en We live here and there, compartiré este restart que está a punto de empezar con risas y algún que otro enfado, hablando de descubrimientos y reencuentros.

En una semana después de muchas idas y venidas, me despertaré en la nueva casa, me situaré y entonces como decía aquella película de José Luis Garci yo también haré eso de "Volver a empezar", mientras GRACIAS.

A los que estuvieron dando apoyo moral en la distancia.
A los que nos han regalado los mejores momentos, las mayores risas, la mejor compañía durante nuestros últimos meses vikingos.
A mi jubi, por ser nuestro ángel de la guarda danés.
A los que nos dejaron ocupar casa y almacenes llenándolos de cajas y maletas.
A los que aún estáis por aquí y no os cansasteis de esperar.


1 comentario

  1. ¡Hola!

    No sabes la inmensa alegría que me produce pasar por este bello rinconcito después de tanto tiempo, he estado dos meses disfrutando a tope del verano y siempre es un placer regresar y darme cuenta de que los rincones llenos de magia como este siguen transmitiéndome tantas emociones. Gracias, de verdad, por eso.

    En cuanto al post, es una maravilla saber que te has tomado tres meses de desconexión para volver a reconectar con ti misma, es tan necesario... Estaré muy pendiente a esas listas y borradores que dices que acabarán ocupando espacio en este blog, seguro que no me decepcionan. Nunca me cansaré de esperar, porque pasar por aquí realmente merece la pena, sea cuando sea.

    Aprovecho para avisarte de que he vuelto al blog con mucha fuerza y ganas de seguir escribiendo de nuevo, por si quieres echarle un vistazo. Pero vamos, que ninguna obligación ��. Yo, con haber pasado por aquí, ya soy feliz.

    ¡Un abrazo enorme, cuídate! ❤

    ResponderEliminar

Solamente por haber dedicado parte de tu tiempo a leer lo que pasa en mi mundo, te estoy muy agradecida.
Si además quieres dejarme tu opinión, mi agradecimiento se multiplicará por mil, pero te pido una cosa: se respetuoso en todo lo que tengas que decir.
Y recuerda a través de este blog solo quiero compartir como vivo el mundo que me rodea.